El Ayuntamiento de Benidorm ha convocado esta mañana un minuto de silencio en la Plaza de Sus Majestades los Reyes de España para mostrar la repulsa por los últimos asesinatos por violencia machista, ocurridos ambos en la Comunidad Valenciana: uno en la localidad alicantina de Calpe y otro en la localidad valenciana de Chella.

En Calpe, una mujer belga de 75 años fue presuntamente asesinada a golpes el pasado viernes a manos de su pareja, también belga y de la misma edad. El agresor posteriormente se quitó la vida. También el viernes, se encontró en un barranco de Chella el cadáver de una joven de 15 años, con síntomas de haber recibido golpes en la cara. El agresor, de 21 años de edad, es un amigo de la joven que ha reconocido ser el autor del homicidio y que tenía anteriores denuncias de otras mujeres por violencia de género.

La corporación municipal de Benidorm al completo, con el alcalde, Toni Pérez, y la edil de Igualdad, Ángela Llorca, al frente ha comparecido en las puertas del consistorio para guardar un nuevo minuto de silencio. Al acto se han sumado trabajadores municipales y vecinos de Benidorm.

Con esta ya son 36 las víctimas de violencia machista reconocidas en lo que va de año 2016.