Benidorm ha celebrado hoy el cuadragésimo primer aniversario de la Constitución Española con el primer gran acto institucional en el Castell, tras su reapertura. En el acto, el alcalde, Toni Pérez, ha entregado a Estefanía Gomis, médico de profesión; y a Jorge Navarro, estudiante de medicina, la medalla corporativa de la ciudad. Ambos, el 10 de noviembre, día de las Elecciones Generales, salvaron la vida a una mujer, vocal en una de las mesas electorales, que sufrió un ataque, practicándole con éxito maniobras de respiración cardiopulmonar.

Al acto conmemorativo han asistido la corporación municipal, con el alcalde al frente, el diputado nacional, Agustín Almodóbar, representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y de las asociaciones y entidades culturales y sociales de Benidorm.

Tras la izada de las banderas de España, de la Comunitat Valenciana y de la Unión Europea y de la entrega de las medallas, Toni Pérez ha pronunciado el discurso oficial en el que ha recordado que la Constitución del 78 trajo “modernidad a España, libertad a su ciudadanía y un marco normativo sólido a las instituciones”. Una Carta Magna que ha sabido consolidar “el nuevo Estado democrático, al que otorgó un espacio de libertades, y confió su futuro en la fuerza de un pueblo que las ansiaba”.

Gracias a la Constitución “los ayuntamientos constituyen la vía de participación de la ciudadanía en los asuntos públicos”. “La España de las autonomías –ha subrayado– ha contribuido de forma decisiva a vertebrar la sociedad española y, por tanto, el balance de nuestro modelo autonómico es, y sólo puede ser, altamente positivo.”

Toni Pérez ha abogado por “una segunda descentralización” desde el marco constitucional y desde los ayuntamientos que “debe dar respuestas, por inmediatez, a problemas básicos y a proyecciones de futuro”. Es en los ayuntamientos “donde se pone cara a los problemas y se personalizan las estadísticas; es en los ayuntamientos donde se hace frente a las demandas ciudadanas, donde se ven más de cerca los problemas”, ha puntualizado.

El alcalde ha recordado que Ayuntamientos como el de Benidorm “hemos hecho los deberes” poniendo “en orden nuestras cuentas”. Por eso, no debe de ser la administración local quienes “enjuaguen el balance de la deuda pública frente a Europa solo porque a la administración autonómica y al Estado les venga bien”. Por eso, y desde “el marco constitucional”, los ayuntamientos “nos hemos ganado el derecho a gestionar los recursos de la ciudadanía de acuerdo a criterios reales y más realistas; con visión municipal”.