El Ayuntamiento de Benidorm está acometiendo actuaciones concretas en puntos de la ciudad donde en otros momentos sería más complicada su ejecución. Es el caso de las obras en la confluencia de las calles Cuenca y Kennedy. “Aprovechamos el dramático momento actual” señaló el alcalde, “para actuar en un punto de alta densidad turística en la normalidad”.

“No es una gran obra -dijo el alcalde- pero sí es muy importante y relevante”. Se trata de una actuación que “aporta accesibilidad y seguridad” al tiempo que duplica “la capacidad de aparcamiento en la calle Kennedy”, aportando “nuevas plaza para vehículos de movilidad reducida y motocicletas.”.

En la citada confluencia de las calles Cuenca y Kennedy se está procediendo a ampliar las aceras, realizando orejetas en las cuatro esquinas, elevando  bordillos y desarrollando de un paso de peatones sobreelevado del nivel de la calzada que actuará como reductor de velocidad.

Esta obra se puede acometer ahora, señaló el alcalde, porque “desgraciadamente” es el mejor momento ya que “se generan menos molestias e incomodidades” y “mantenemos el pulso de lo que va a demandar la actividad turística en cuanto se retome la actividad».

Con esta actuación, destacó el alcalde, “van a encontrar tanto residentes como visitantes unas mejoras importantes” en vía pública. Se trata de un gran cruce de aspecto peatonal encuadrado en una zona de mucho tránsito donde se sitúan dos hoteles, Rio Park y Caballo de Oro, “que registran más medio millón de pernoctaciones al año”, puntualizó el alcalde, y edificios de apartamentos turísticos, como Alpha Apartments.

Benidorm, señaló Pérez, está activando este tipo de obras de las calles Cuenca y Kennedy, como las que se realizan en las calles Ibiza y París, todas ellas “de notables condiciones turísticas”. Son actuaciones que se ejecutan, dijo el alcalde, para prepararnos “para ser mejores cuando todo esto pase”.

Insistió Toni Pérez en esa premisa de trabajo indicando que “no podemos bajar la guardia ni en lo sanitario ni en las medidas que nos permitan sostener tanto el tejido social como el productivo”, pero al mismo tiempo, destacó el alcalde, “no podemos perder la capacidad de renovar la ciudad porque cuando todo esto pase la competencia también va a estar mejor preparada”.

Todo el conjunto de actuaciones en detalle que se realizan en estos meses de nula actividad turística tiene como objetivo “preparar la ciudad para el retorno a la actividad”. Y en esa línea el alcalde puntualizaba que Benidorm tiene que “seguir siendo una ciudad y un destino atractivo”, insistiendo en que “mucho más de lo que éramos en marzo de 2020 cuando esta crisis que era sanitaria pero que derivó en lo social y lo económico, nos abordó”.

Esta actuación del cruce de las calles Cuenca y Kennedy tiene una proyección superior en esta última en el tramo comprendido entre la calle Cuenca y la Avenida de Europa donde se replantea el sistema de aparcamiento duplicando las plazas existentes; De las casi 80 actuales se pasará a 150 plazas, con una sección para aparcamiento de motocicletas y nuevas plazas de aparcamiento para vehículos de personas de movilidad reducida”.