Esta iniciativa coral del Ayuntamiento y el centro Dinapsis Operation & Lab identifica las vulnerabilidades ante una situación de emergencia y cómo anticiparse a ellas

Benidorm ha expuesto hoy en el V Congreso Ciudades Inteligentes su proyecto de Resiliencia Urbana, impulsado y desarrollado por el Ayuntamiento y el centro Dinapsis Operation & Lab. El técnico de Administración General de las Áreas de Seguridad Ciudadana, Emergencias y Movilidad del Ayuntamiento de Benidorm, Manuel López Ocaña, ha sido el encargado de explicar el proyecto en una de las ponencias orales del congreso, organizado por la Secretaría de Estado para el Avance Digital y el Grupo Tecmared.

Un congreso al que también ha asistido el responsable de Dinapsis, Jorge Ballesta, y que es el foro de referencia profesional en materia de Ciudades Inteligentes a nivel nacional. Con este congreso también colaboran Red.es y otras entidades y organismos como la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI), la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), la Red de Iniciativas Urbanas (RIU) o la Red Innpulso de Ciudades de Ciencia e Innovación; organizaciones todas ellas de las que Benidorm forma parte.

En el transcurso de la ponencia, el técnico municipal ha expuesto el trabajo que en el último año y medio se ha hecho para identificar cuáles serían las vulnerabilidades y posibles consecuencias que tendría sobre el funcionamiento de la ciudad una situación de crisis o emergencia, para posteriormente avanzar en el diseño de las medidas que permitan anticiparse a esas incidencias, evitar que se den o al menos reducir su impacto para que no afecten a los servicios básicos.

El objetivo del proyecto de Resiliencia Urbana es prevenir y resolver de forma más rápida y eficaz cualquier incidencia que afecte el normal funcionamiento de la ciudad. Este proyecto está tutelado por Dinapsis y en él han participado el Ayuntamiento y todas las concesionarias municipales. A partir del diagnóstico trazado en este proyecto, el Ayuntamiento ha mejorado y actualizado el Plan Territorial de Emergencias, homologado a finales de marzo en la Comisión de Protección Civil de la Comunidad Valenciana. Además, en una fase más adelantada permitirá convertir Dinapsis en un centro de gestión en tiempo real, en el que estén conectados todos los actores que intervienen ante una crisis, sea del tamaño que sea.

La gobernanza ha permitido identificar los posibles impactos que una situación de emergencia podría producir sobre el tráfico, la electricidad, la seguridad, las playas, etcétera.  A partir de esa fase de Diagnosis, se van a perfilar planes de acción que marcarán a todos los agentes implicados cómo tiene que actuar cada uno de ellos ante esas situaciones; y también se trazarán propuestas de mejora para prevenir esos impactos.