El Ayuntamiento de Benidorm va a destinar 4 millones de euros a “paliar la crisis social y económica” derivada “de la crisis sanitaria del COVID-19” a través de “ayudas directas a las familias y al tejido comercial y empresarial, fundamentalmente autónomos y pymes”. Así lo ha anunciado hoy el alcalde, Toni Pérez, en una rueda de prensa en la que en nombre de la ciudad ha trasladado sus condolencias a los familiares de las personas fallecidas a causa de la epidemia, al tiempo que ha deseado la pronta recuperación de todos los afectados.

Según ha explicado el alcalde, estas ayudas están dirigidas “a cubrir las necesidades básicas de las familias” y a contribuir a la recuperación económica de “la actividad comercial y empresarial, prestando especial atención a los autónomos y las pymes”. Asimismo, ha incidido en que “estas medidas” que se irán concretando a lo largo de la próxima semana “se suman a las que se han ido adoptando desde el 16 de marzo” para aliviar la carga fiscal de familias y empresas durante la crisis sanitaria como: retrasar el pago de los aplazamientos, fraccionamientos, licencias y liquidaciones emitidas por el Ayuntamiento; suspender el cobro de los recibos por servicios municipales educativos y deportivos; y no girar por el momento al cobro el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (ITVM) y de la tasa de basura.

Toni Pérez ha avanzado que de los 4 millones de euros anunciados, 1,4 millones son de habilitación “prácticamente inmediata” vía decreto de Alcaldía y se “van a destinar íntegramente a Bienestar Social y a las familias de Benidorm”. Ese importe se corresponde con el 20% del superávit de 2019 que el Gobierno de España permite a los Ayuntamientos destinar a implementar medidas vinculadas a la crisis del coronavirus.

Los 2,6 millones de euros restantes, ha detallado, “se van a sustraer del capítulo 6 de Inversiones del presupuesto municipal de 2020”. En este punto, el alcalde ha aclarado que “únicamente se van a ver afectadas las inversiones previstas en la vía pública, respetándose por tanto las vinculadas a Bienestar Social, Deportes o Patrimonio Histórico, entre otras áreas”. Toni Pérez ha indicado que “estos 2,6 millones de euros están sujetos a una modificación presupuestaria” que deberá ser aprobada en pleno.

Un pleno que se quiere convocar de forma telemática para finales de abril, si bien esta cuestión se abordará el martes en una Junta de Portavoces, en la que también se darán a conocer las bases que van a regir las primeras ayudas anunciadas hoy. A falta de que se concreten las bases, el alcalde ha adelantado que las mismas “prestarán especial atención a las familias y personas afectadas por un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) o que hayan perdido definitivamente su puesto de trabajo”.

Asimismo, y a preguntas de los periodistas, Toni Pérez ha explicado que el equipo de gobierno “ha respondido a todas las preguntas” vinculadas a la acción y gestión municipal de la crisis del coronavirus y otras formuladas por la oposición, a la que se informa personal y puntualmente todos los días de la situación de la ciudad y del contenido de la reunión que cada mañana celebra el Comité de Emergencia Municipal. Sobre las propuestas de carácter económico trasladadas por los grupos de la oposición, ha indicado que las mismas “se ven ampliamente superadas con las propuestas realizadas y materializadas por el gobierno local en el día a día desde el inicio de la crisis sanitaria, a los que se suman esos 4 millones de euros en ayudas anunciado hoy”.