La Junta de Gobierno Local de Benidorm ha aprobado hoy la ‘Mejora número 5’ a ejecutar en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) consistente en “la adecuación del tratamiento biológico” que se realiza en estas instalaciones introduciendo los sistemas más punteros. Así lo ha trasladado el alcalde, Toni Pérez, durante una visita a la EDAR para ver el estado de ejecución de las cuatro mejoras aprobadas con anterioridad y que “están en ejecución o bien completadas ya al 95% según los casos”. Una visita en la que ha estado acompañado por el edil de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate; la concejala de Medio Ambiente, Mónica Gómez; y miembros de la Corporación municipal.

El alcalde ha informado que la mejora aprobada hoy supone una inversión de “1.530.874,19 euros, siendo la más cuantiosa de todas las que se han proyectado hasta ahora y probablemente lo sea también al término del contrato”, que se suscribió con Aquambiente en diciembre de 2018 por un periodo de cuatro años con posibilidad de prórroga de otros dos.

Pérez ha recordado que la oferta de Aquambiente “incluía obras complementarias y mejoras a realizar en la EDAR y en la red por importe de 6 millones de euros a ejecutar durante la duración del contrato”. Ya en 2019, el Ayuntamiento aprobó cuatro mejoras “por un importe de 2,8 millones de euros”, y ahora “arrancamos 2020 manteniendo esa tónica de inversión” y sumando otros 1,5 millones de euros. En cuanto concluya la actuación aprobada hoy, que tiene un plazo de ejecución de 16 meses, Aquambiente habrá inyectado “en los dos primeros años de contrato más del 70% de la inversión comprometida para mejorar las instalaciones de la EDAR, logrando así que nuestro sistema de gestión integral del agua siga siendo puntero y referente a nivel nacional e internacional”.

Sobre la mejora aprobada hoy, y que los técnicos municipales y de la depuradora han explicado a la Corporación, el alcalde ha indicado que consiste en “sustituir las antiguas turbinas de aireación de la planta 1, ya obsoletas, por turbocompresores de levitación magnética”, mejorando así el tratamiento biológico del agua y posibilitando que las pérdidas por rozamiento sean mucho menores. Además “se van a implantar plataformas inteligentes. “Todo esto va a permitir que el proceso biológico de depuración esté controlado y parametrizado a tiempo real y que el gasto energético sea menor”, ha agregado.

El alcalde ha destacado que “con las diferentes mejoras aprobadas e implementadas hasta la fecha adaptamos nuestras instalaciones incluso a parámetros legislativos que todavía no son exigibles en una planta de tratamiento de este tipo”.

Ante los medios de comunicación, Pérez ha resumido las mejoras en ejecución. De ellas, la más significativa es la implantación de medidas para la reducción de la conductividad del efluente, “una mejora muy reivindicada por los agricultores del Canal Bajo del Algar, que permite un ahorro económico importante y aumenta la calidad del agua reutilizada que se emplea para el riego”. Esta mejora está valorada en 773.587,39 euros y consiste en separar los caudales que llegan a la EDAR procedentes de Benidorm –dos líneas- y de l’Alfàs del Pi –una línea-, derivando el agua con menor conductividad a la planta 1 para su tratamiento, depuración y posterior inyección a la red de uso agrícola; y enviando a la planta 2 la que presenta mayor concentración de sales.

Además también se ha adecuado la cámara húmeda de la Estación de Bombeo de Plaza Triangular (54.439,29 euros) para reducir la acumulación de toallitas y otros residuos; y se han renovado los equipos de la EDAR e implantado una central de producción de biometano (1.088.359,80 euros) para uso en los vehículos del servicio a partir del biogás generado en la propia depuradora. También se han modernización los sistemas de automatización, telemando y telecontrol de la EDAR y de las estaciones de bombeo e integración con el Smart Office DTI, invirtiendo para ello 822.818,34 euros.

Asimismo, y desde el punto de vista medioambiental, el director de la EDAR, José Miguel Vañó, ha indicado que “las mejoras introducidas hasta la fecha han permitido un ahorro de 1.000 toneladas de CO2 en un año”.